Cecilio Domínguez tenía grandes expectativas cuando llegó a Independiente. Sin embargo, como el mismo ha reconocido, su rendimiento no ha sido el esperado, generando el enojo y rechazo por parte de la hinchada. Hasta ahora, el ex hombre del América de México con los colores del Rey de Copas, ha disputado 42 partidos y ha convertido 7 goles.

Lée también Independiente suma un nuevo refuerzo en plena cuarentena obligatoria

Cuando todo pase y vuelva el fútbol, el paraguayo quiere cambiar la cara de la moneda. Así lo declaró en Closs Continental.

«Este parate me ha servido para repensar algunas cosas. Hoy en día quizás no me están saliendo las cosas, y sé que el hincha de Independiente es muy exigente», comenzó la charla el portador del dorsal 19 de Rojo. Y en relación al enojo de los hinchas por su nivel, reveló: «No estoy demostrando lo que puedo dar. Entiendo el reproche de la gente, pero nunca me pasó que me silben. Soy consciente de que voy a salir de este bajón».

«Desde que llegué sentí que la gente me exigía por lo que el club había pagado por mi pase. También le pasó a Fernando Gaibor, que ahora se fue».

Ante el reproche de la hinchada, contó lo sucedido en el partido contra Gimnasia: «Contra Gimnasia cada pelota que tocaba, me silbaban. Después me sacaron a los 5 del segundo tiempo y me sentí mal». Decidido a cambiar la imagen negativa que ha proyectado, sentenció: «Que la gente sepa que voy a cambiar los silbidos por aplausos».

Sobre su presente el Rojo, destacó la poca continuidad en el campo de juego por decisión del entrenador, Lucas Pusineri: «No sé por qué el técnico no me tuvo en cuenta en los últimos partidos; entiendo que quería probar a algunos juveniles, lo que está súper bien, pero obviamente quiero jugar yo».

Lée también Diego Rodríguez se ilusiona con volver a Independiente

Si querés seguir manteniéndote informado con noticias de Independiente, seguinos en nuestras redes sociales (Twitter y Facebook) o suscribite a nuestro Canal de Telegram.

Deja una respuesta