Leandro Gracián paso por Independiente entre 2010 y 2011. Fue un breve y fugaz ciclo con la camiseta de Orgullo Nacional. Sin embargo, ese tiempo fue suficiente para consagrarse campeón en la Copa Sudamericana 2010.

Lée también El Ex entrenador de Independiente Néstor Clausen se refirió a la situación económica del club

El Tano, en dialogo con Muy Independiente, destacó lo difícil que le resultó lograr una adaptación en el club. “Independiente es un club muy difícil para jugar y para rendir. La gente tiene otra paciencia. Es como que llegás y tenés que hacer cuatro goles en el primer partido”-

Y en la misma tónica sumó: “A este club llegás con la presión de ganar algo sí o sí y a veces no tenés los mejores jugadores o una estructura sólida para respaldar eso”.

Gracián, resumió lo que fue su etapa en el Rey de Copas. “Yo en Independiente lo viví en etapas, primero fui a préstamo seis meses y después renové un año más. Tuve al Turco Mohammed, Daniel Garnero y al Tolo Gallego. No pude tener una continuidad, tuve etapas muy buenas y otras que no, me tocó hacer un gol histórico para mí y después ser parte de una Copa Sudamericana”, expresó.

El ex mediocampista de 37 años, rememoró la definición por penales en la Sudamericana 2010, ante Goiás. “Yo valoro mucho a esos cinco que pateamos. Hacerlo en una final de Sudamericana, después de mucho tiempo de que no se ganaba algo. La presión que viví en ese penal fue tremenda, si erraba quedaba para la historia. El arquero esperaba al último segundo, cuando me tocó dije: directo, cruzado, fuerte y mirar fijo a la pelota”.

Leandro Gracián, dejó un gran recuerdo en el Torneo Clausura 2010, en la victoria 1-3 frente al Taladro. Le hizo un golazo a Banfield desde la mitad de la cancha, logrando el 2-1 para su ex equipo Independiente.

Lée también Independiente sigue a la espera de la vuelta al fútbol

Si querés seguir manteniéndote informado con noticias de Independiente, seguinos en nuestras redes sociales (Twitter y Facebook) o suscribite a nuestro Canal de Telegram.

Deja una respuesta