Martín Gómez, tuvo un fugaz ciclo en Independiente de avellaneda, entre 2009 y 2010. En su corto paso por el Rojo, el Pelado alzó el titulo de la Copa Sudamericana 2010. En dialogo con Muy Independiente, recordó todos los momentos que vivió en el Club de Avellaneda.

Lée también Lucas Biglia reveló quienes fueron sus mejores entrenadores en Independiente»

«El Burrito Ortega quería que yo vaya a River. Habló con Gorosito y le dijo que no. Yo ya me quería ir de Mendoza y el Burrito agilizó todo para que yo pueda llegar a Independiente. Mi llegada no hizo ni ruido. Mi debut fue soñado, nunca me imaginé que pudiera ser así. Es un lindo recuerdo”, contó Martín Gómez sobre su arribo a Independiente.

El Pelado, recordó lo que significó para él ganar la Copa Sudamericana y la lesión que lo dejó fuera de las canchas por casi un semestre. “Ganar la Copa del 2010 fue algo muy lindo. Estar en ese Independiente fue lo mejor que me pasó en la vida. Cuando me rompí los cruzados, decidí venirme a Mendoza para hacer la recuperación y pude volver a los 5 meses. Después de la lesión, no me sentí el mismo”.

El mendocino de 37 años, explicó porque decidió salir de Independiente. “Yo decidí irme de Independiente. Mi papá me quería matar, me dijo que estaba loco. Pero había que entender que el club estaba complicado. Yo si no cobraba dos meses, no tenía para sobrevivir”.

Luego agregó: “Después de salir campeón de la copa, decidí irme. Le dije al Turco Mohammed que quería más minutos. Hoy a la distancia, pienso que no fue lo más acertado. No me tendría que haber ido, pero yo en ese momento quería jugar”.

Para culminar, expresó: «Estar en ese Independiente fue lo mejor que me pasó en la vida. A la gente del club la recuerdo con un cariño tremendo», cerró.

Lée también Dos buenas noticias para Lucas Pusineri

Si querés seguir manteniéndote informado con noticias de Independiente, seguinos en nuestras redes sociales (Twitter y Facebook) o suscribite a nuestro Canal de Telegram.

Deja una respuesta